Empezamos la primavera despidiendo las flores de los almendros en los campos de cultivo ecológico de Olivaria, con sus rutas de Oleoturismo, ya que durante febrero y marzo florecen los almendros nos han dejado unos de los paisajes más espectaculares del año y del territorio español. 

Cuando aún hace frío y los demás árboles de hoja caduca están pelados, los almendros florecen e inundan los campos con su dulce aroma. Estos prefieren arriesgarse al azote de una helada a finales del invierno (sus flores, poco delicadas, aguantan hasta 3 grados bajo cero) que a las durísimas sequías del verano mediterráneo. De esta manera disponen del agua necesaria para engordar el fruto.

Así que los cultivos de Olivaria son visita obligatoria para los siguientes fines de semana. Encarga la ruta que más te guste y disfruta de la experiencia del oleoturismo con uno de los momentos más bonitos y efímeros de nuestros almendros.