A tan solo cinco kilómetros de Zaragoza se encuentra un verdadero paraíso de los sentidos, donde es posible perderse, disfrutar de la calma en el campo y de los sonidos de la naturaleza y los beneficios del aire libre. Sí, estamos hablando de la finca Olivaria, destinada al cultivo ecológico de olivos y almendros en las inmediaciones de La Cartuja.

Dado el potencial de esta hermosa finca, sus propietarios se han lanzado a iniciar un proyecto turístico que abre las puertas de Olivaria a todo aquel que quiera conocer el mundo del enoturismo y el oleoturismo muy de cerca.

En concreto Christian Dieste, el responsable de la finca, fue quien se percató de esta manera de ofrecer Olivaria al público, así como de sus múltiples posibilidades. Desde hace más de un año trabaja en un proyecto de transformación del establecimiento para adecuarla a su uso turístico para que tanto los locales como los visitantes nacionales e incluso internacionales puedan vivir experiencias exclusivas ligadas a la calidad, el cuidado medioambiental y la autenticidad del mundo del vino.

Hablamos con Christian Dieste, para que nos cuente en profundidad los secretos de esta nueva aventura que vive la finca.

¿Qué es Olivaria?
Olivaria es un nuevo proyecto de turismo pensado para aquellas personas, familias y visitantes de Aragón que buscan lo natural, lo genuino y lo auténtico. Queremos que quien venga a nuestra finca pueda disfrutarla con todos los sentidos, y que además de una jornada diferente de contacto con la naturaleza, puedan llevarse sensaciones únicas e inolvidables.

¿Cuál es la oferta de Olivaria?
La primera norma que seguimos es adaptarnos a los gustos y al público que nos visita. Nuestra oferta es también muy variada y una propuesta de ocio alternativa de lo más completa, que incluye paseos y rutas con un guía entre los árboles de las plantaciones y los cultivos. Además, los visitantes pueden adentrarse en las cuevas, ver la dolina y fascinarse con la fauna del lugar, sin olvidarnos, de la cata de aceites acompañada de otros productos aragoneses de calidad como el jamón, el queso y el embutido.

¿Quién puede venir a Olivaria?
Los apasionados de las experiencias en la naturaleza vividas de forma original, ya sea en pareja, en grupos, en familia… en una finca al lado del curso del Ebro. Los interesados en el mundo del aceite ecológico que quieran conocer el origen de nuestros productos, nuestro aceite virgen extra, así como sus matices y sus maridajes también pueden vivir Olivaria a través de las catas o de nuestro restaurante.

Este verano la finca abrirá sus puertas al público que podrá disfrutarla en todo su esplendor. Aunque en otoño, con el cambio cromático del paisaje y la natural secuencia de los cultivos, se vuelve un entorno igual de irresistible y romántico para visitar