En Olivaria cuidamos con delicadeza cada paso necesario para obtener nuestro famoso aceite de oliva ecológico. Tan importante es el método de cultivo y la selección de la diversidad de olivos ecológicos, como lo es cuidar que el proceso de extracción cumpla con todos los requisitos y garantías para la elaboración de un buen aceite.

Mediante el método de la decantación centrífuga, extraemos el aceite de oliva y lo separamos del hueso. Pero ¿en qué consiste este selecto proceso? Primero, trituramos las aceitunas ecológicaspara convertirlas en pasta y las preparamos para la separación. A continuación, se decantan por centrifugación lo cual permite eliminar agua y otros residuos. El hueso, una vez apartado, se conserva para comercializarlo para otros usos.

Los más románticos añoraréis los tiempos en que un molino tradicional era el autor de estos procesos. Sin embargo, los nuevos avances tecnológicos han propiciado que todo el proceso se pueda realizar en mucho menos tiempo, desde la plantación deolivos ecológicoshasta la recogida de las aceitunas ecológicas, y en las mejores condiciones para obtener un aceite de oliva ecológicode gran calidad.

Si sois algo entendidos de los procesos de producción del aceite de oliva ecológico, os estaréis preguntando por la extracción por la presión en frío. En Olivaria este procedimiento es sumamente importante, pues en esta técnica la temperatura es un aspecto esencial.  La extracción debe realizarse siempre a menos de 27ºC para que los componentes que dotan de aroma y sabor al aceite no se volatilicen. Con este proceso la calidad está garantizada.

En Olivaria cuidamos todos estos pasos realizando controles de calidad regulares. De esta forma, nos aseguramos de que el sabor y la textura de nuestro aceite de oliva ecológico se mantenga intacto con cada recolecta, y de que llegue a tu mesa con la excelencia de siempre.