La dieta mediterránea se caracteriza por tener productos sabrosos y saludables. Por ello, no es de extrañar que el AOVE sea uno de sus productos estrella. Tal es así que su uso es cada vez mayor.

Ya no se utiliza únicamente para ensalada, para tomar en crudo en una tostada o para cocina a la plancha. Hoy en día, gracias a las cualidades de este oro líquido también se fríe con aceite de oliva virgen extra e incluso en un campo tan concreto como es la repostería.

Es más, hoy te queremos hablar de la aplicación del aceite de oliva en postres y repostería, de cuáles son sus beneficios y de cuáles encajan mejor con la repostería.

Beneficios del Aceite de Oliva en Repostería

Como bien sabes, la repostería incluye ingredientes como la harina, la levadura, el azúcar y las grasas. Al hablar de las grasas, antes se utilizaba la mantequilla o la margarina, ingredientes que se han ido sustituyendo por el aceite de oliva. Ahora, ¿por qué se hace? Podemos encontrar varias razones de peso.

El AOVE es mucho más Sano

Sin tener en cuenta el sabor, la inclusión del aceite de oliva es mucho más saludable que la mantequilla ya que éste es una grasa vegetal y no una de origen animal. Además, el porcentaje de grasas saturadas de la mantequilla es mucho mayor por lo que no conviene abusar de ellas.

Por otro lado, la margarina es una grasa de origen vegetal, pero es tratada, por lo que contiene a su vez grasas trans, perjudiciales para la salud.

Lo hemos dicho en multitud de ocasiones y es que las excepcionales cualidades del AOVE hacen que nos ayude en cuestiones de salud tan importantes como el refuerzo del sistema inmunológico, la prevención ante enfermedades cognitivas o la minimización del riesgo de padecer diabetes de tipo 2.

Te hablamos sobre todos los beneficios del AOVE para la salud en este artículo. Como podrás comprobar, el resultado de utilizar aceite de oliva en postres los hace mucho más sanos.

¿Por qué utilizar aceite de oliva en postres de repostería?

Ahora, nos gustaría centrarnos en el sabor: ¿es mejor utilizar aceite de oliva u otros ingredientes como la mantequilla? En algunos casos, es mejor la mantequilla, como por ejemplo para hornear croissants, puesto que la mantequilla es clave para darles ese sabor.

Sin embargo, es el ingrediente perfecto para la elaboración de postres como magdalenas y bizcochos. En este tipo de casos, el aceite de oliva permite potenciar el sabor de tus recetas y es el perfecto hilo conductor.

De la misma forma, el aceite de oliva es sumamente versátil. Hay que tener en cuenta que existen más de 200 variedades de oliva y que cada una de ellas aporta un matiz característico. Esto hace que sea interesante para otros postres, como los helados.

Además, una de las propiedades que tiene el aceite de oliva virgen extra es que conserva mucho mejor sus propiedades organolépticas a temperaturas elevadas. Esto significa que aporta estos matices a la perfección en frituras, por lo que es de lo más interesante en la elaboración de masas dulces fritas.

Si decides utilizar aceite de oliva en vez de mantequilla, ten en cuenta dos aspectos fundamentales. Por un lado, que tienes que utilizar menos cantidad de aceite que de mantequilla, debido a que el 85% de la mantequilla es grasa, mientras que el porcentaje de grasa en AOVE es de un 98%.

Por otro lado, en las recetas en las que se requiera un horneado, tienes que tener en cuenta que se necesita más tiempo y menor temperatura que la marcada en recetas con mantequilla.

¿Cuál es el mejor Aceite de Oliva para Repostería?

La intensidad que aporta el aceite de oliva a la repostería puede ser uno de sus rasgos más característicos. Sin embargo, es conveniente recordar que puede ser tan intenso que “se coma” todo el sabor de resto de ingredientes o que la combinación no sea la más adecuada.

En este sentido, ¿qué aceite de oliva elegir para repostería? Los aceites amargos o con un intenso picor están contraindicados para este tipo de elaboraciones. Así, los aceites suaves, dulces y afrutados encajan mucho mejor, aportando matices a manzana, macedonia o plátano.

Las variedades de oliva más indicadas, teniendo en cuenta lo anterior, corresponden a la arbequina y la empeltre. Sin lugar a dudas, con aceites de ambas variedades conseguirás que tus recetas de repostería tengan un sabor único.

Recuerda  que, en Olivaria, contamos con excelentes aceites de oliva y sí, ¡son perfectos para repostería! Solo tienes que echar un ojo a nuestro AOVE ecológico, donde la arbequina es la variedad predominante.