Si has llegado hasta aquí, es probable que hayas leído en la etiqueta de un AOVE que es monovarietal, pero no sepas exactamente a qué se refiere. O puede que te lo hayan preguntado en alguna ocasión, por ejemplo en un restaurante “sofisticado”.

Independientemente de ello, en este artículo os queremos explicar qué es el aceite de oliva monovarietal y la diferencia con otros aceites de oliva. Además, descubriremos si estos aceites son o no de mejor calidad por el simple hecho de ser monovarietales.

¿Qué es el aceite de oliva monovarietal?

Podemos definir el aceite de oliva monovarietal como aquel que se ha producido a partir del jugo de una única variedad de oliva. Es decir, en el proceso de extracción del zumo de la aceituna, no se han mezclado varias especies de aceitunas.

El término, en este sentido, es más que lógico, puesto que el prefijo “mono” indica uno o único, mientras que “varietal” indica la variedad o tipo de olivo. Este concepto ha ido adquiriendo cierto reconocimiento en el campo del aceite de oliva, pero se lleva utilizando desde hace mucho tiempo en el mundo enológico.

Hace unas cuantas décadas, el aceite monovarietal no era un producto muy reconocido o era una cuestión a la que no se daba especial relevancia. Así, el hecho de mezclar o no una o más variedades en la extracción del aceite de oliva se debía meramente a una cuestión operativa.

De este modo, las cooperativas agrícolas decidían si mezclar o no dichas variedades, en función de que fuera más rápido y sencillo el proceso de elaboración, sin atender a otras cuestiones. Por eso, no existía una diferenciación tan clara de aceites de oliva monovarietales o los denominados coupage, compuestos por dos o más variedades de aceituna.

Ahora bien, ante el incremento del interés por el mundo oleico, pequeñas y grandes almazaras se encargan de producir aceites de oliva utilizando una única especie de aceituna con el fin de preservar las cualidades organolépticas tan características de cada variedad.

Como sucede en otras cuestiones, el aceite de oliva sigue el camino marcado previamente por el vino, donde es habitual encontrar productos elaborados con un solo tipo de uva, como sucede con la Chardonnay o Gewürzstraminer.

Con el aceite de oliva, pasa exactamente lo mismo, donde ciertas variedades de aceitunas se han popularizado poco a poco. No en vano, hay que recordar que existen más de 260 variedades de olivos.

Si bien es cierto que muchos de ellos no aportan el fruto ideal para producir un aceite de oliva de calidad, la variedad de aceituna ya supone múltiples opciones para un consumidor que realmente aprecia este producto.

Aceite Monovarietal o Aceite Coupage: ¿cuál elegir?

Como ya hemos visto, el hecho de utilizar una o más variedades en la elaboración de un aceite de oliva cambia totalmente las propiedades del mismo, como es el sabor o el aroma. Ahora, la cuestión es la siguiente: ¿es mejor un aceite monovarietal o un coupage?

Si atendemos a los parámetros de calidad de un aceite de oliva, no hay una respuesta concreta pues los factores que determinan dicha calidad no dependen de que se utilicen una o más variedades. Las propiedades del aceite, en ambos casos, pueden ser igual de buenas y con ellas se puede producir aceite de oliva, aceite de oliva virgen o AOVE, de forma indistinta.

En este sentido, la característica principal del aceite monovarietal es que permite al consumidor descubrir el sabor, los matices y aromas concretos de una variedad de aceituna. Por lo tanto, se trata de una opción ideal para los paladares más exigentes.

En nuestra tienda online, puedes adquirir y degustar nuestros AOVE Premium Monovarietales de Lágrimas de Medina Albaida, cultivados en nuestra finca, a partir de variedades como la arbequina, la arbosana, la koroneki o la sikita, ¡puedes descubrirlos aquí!